Hoy queremos hablar sobre los filtros HEPA: qué son, para que sirven y qué productos del hogar los utilizamos. La verdad es que muchos de nosotros no sabemos qué son, ni siquiera lo hemos escuchado antes, pero convivimos con ellos casi sin saberlo.

La realidad es que actualmente estamos muy expuestos a partículas que contaminan el aire. Estamos expuestos a los humos que expulsan los coches, a los humos de las diferentes fábricas, al polvo, a los ácaros, al moho, etc. Es decir, no solamente respiramos aire contaminado fuera de casa, sino que dentro de ella también. Y la solución para respirar un aire purificado son los filtros HEPA.

Así que, si queremos saber qué es un filtro HEPA pues podríamos decir que es un filtro de aire que atrapa partículas; y que “HEPA” son las siglas de las palabras “High Efficiency Particulate Air”.

Actualmente existen muchos filtros para purificar el aire que respiramos pero un filtro HEPA es diferente a otro tipo de filtro. La particularidad de los filtros HEPA es que se trata de un tipo de filtro que atrapa hasta el 99,97% de las partículas que tienen un tamaño superior a 0.3 micras. Es decir, alcanza hasta ese umbral de tamaño de partículas aunque podría llegar a atrapar partículas más pequeñas.

Qué es un filtro HEPA

Como hemos comentado justo arriba se trata de un filtro que atrapa partículas de un tamaño determinado ¿Qué significa qué atrapa hasta partículas de 0,3 micras?

Para que te hagas una idea, existen diferentes tipos de partículas: algunas son microscópicas y otras las podrás ver por ti mismo. Una partícula se mide por el “micrón” y un micrón es una millonésima parte de un metro. Nuestro ojo no podrá ver nada que esté por debajo de los 10 micrones y una bacteria puede medir entre 0,3 y 60 micras.

Por lo tanto, teniendo estos datos en cuenta, si tenemos en casa un filtro HEPA podremos eliminar muchas partículas que no son vistas por el ojo humano y que a la larga podrían ser malas para nuestro organismo: partículas que podrían provocarnos asma o alergias, por ejemplo. Y muchas de esas partículas que podrían ser eliminadas podrían ser: humo de tabaco, ácaros de polvo e incluso moho, entre otras.

Cómo funciona un filtro HEPA

Para conseguir atrapar las partículas que hemos comentado justo arriba este filtro está compuesto por una red de fibras de vidrio que más o menos tienen un diámetro de entre 0,5 y 2,0 micras. Así que, dependiendo del tamaño de la partícula ésta podrá ser atrapada por el filtro de una forma u otra.

  • Choque: por ejemplo las partículas de polvo, que se mueven por si solas, van por el aire, se chocan contra la fibra de filtro y se adhieren a ella. De esta forma nos deshacemos de ese tipo de partículas contaminantes para nuestro organismo.
  • Por transporte del aire: una corriente de aire puede transportar partículas que queremos eliminar de nuestro hogar. Así que, cuando la partícula llega al filtro seguramente se pare en él o pase entre las dos fibras. Si consigue pasar entre las dos fibras lo que pasará es que una partícula más grande hará de tope y por lo tanto, la siguiente quedará atrapada.
  • Adherencia: si tenemos un entorno con partículas muy pequeñas lo que pasará es que estas se chocarán con otras y se pegarán a ellas. Por lo tanto, también nos desharemos así de las partículas ultrafinas.

Por así decirlo, una vez que las partículas más grandes choquen contra el filtro, el resto que vaya viajando por el aire se irán adheriendo a la otras o bien porque no pueden avanzar o bien porque por su comportamiento son propensa a ello.

Cómo funciona un filtro HEPA
Imagen original de Kizar para Wikipedia

En qué productos del hogar se aplican

En cualquier electrodoméstico que haya una salida de aire podrás tener un filtro de este tipo, pero el electrodoméstico estrella son los aspiradores, y ahí se incluyen también los aspiradores escoba. Esto es así ya que se trata de un producto de limpieza con el que se intenta ofrece un buen servicio para aquellos que tiene problemas con las alergias y que buscan una buena capacidad de filtrado. Y, en este caso, como hemos visto el filtro HEPA filtra bastante bien.

Otros electrodomésticos que también cuentan con este filtro son los purificadores de aire, humidificadores o aires acondicionados.

Cómo mantener un filtro HEPA

Como cualquier objeto, este filtro también necesita una manutención. Sobre todo es esencial limpiar bien el filtro con regularidad para evitar que se acumule demasiada suciedad y conseguir cumpla bien con su función. Si el filtro está hasta arriba de partículas al final no podrá filtrar más, no tendrá capacidad, y será como si no tuviéramos filtro.

La limpieza es sencilla, simplemente tendrás que extraerlo de donde lo tengas colocado y limpiarlo con un cepillo o con un aspirador. Incluso podrás golpearlo contra una superficie para que caigan las primeras partículas de polvo y después terminar de limpiar con el cepillo o el aspirador.  Lo que te sea más cómodo.

Nuestra recomendación es que todos los dispositivos que tengas con un filtro HEPA sean limpiados una vez a la semana o cada dos semanas. Si son dispositivos que utilizas a diario lo mejor es que semanalmente retires la suciedad. Y que una vez que pasen unos meses se renueven por otros.

Si utilizas el electrodoméstico de manea regular lo ideal es que hagas el cambio por uno nuevo cada tres meses. Y si se trata de uno que usas de manera ocasional podrás hacerlo cada 6 meses, más o menos.

Write A Comment

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Jose Noguera Morillas .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios DigitalOcean LLC.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.